Nuestras certificaciones

9 mitos sobre la infertilidad masculina

August 21, 2018

 

La infertilidad es la incapacidad de lograr el embarazo después de intentarlo por un año, sin tener  éxito.Entre el 30 y el 35 por ciento se debe a causas masculinas, el mismo porcentaje a causas femeninas y el resto a ambas o a motivos desconocidos. No obstante, la infertilidad masculina ha sido, durante mucho tiempo, un tema tabú para los hombres y también para las mujeres

.

Precisamente por eso, el tema ha sido objeto de la creación de muchos mitos, unos verdaderos y otros falsos. Por ello ahora aclaramos  si son  mito o realidad.

 

1- La infertilidad masculina es un problema psicológico. FALSO

En la inmensa mayoría de los casos, no lo es. Básicamente, se trata de un problema físico, que se da bien por una deficiente función testicular, o bien por problemas anatómicos o urológicos de otro tipo. Cuando se debe a una alteración del primer tipo, ésta suele provocar que haya menos espermatozoides de lo normal en el eyaculado, una producción de espermatozoides con alteraciones funcionales (como la baja movilidad espermática, por ejemplo) o, incluso, una ausencia total de ellos. Aún así, en un porcentaje de hombres pueden existir problemas psicológicos que impiden o dificultan una correcta relación sexual. Un ejemplo son los problemas de erección.

 

2. Algunos medicamentos pueden causar infertilidad. CIERTO

 

Efectivamente, existen ciertos medicamentos, especialmente los fármacos empleados en el tratamiento contra el cáncer, que alteran parcial o definitivamente la función testicular y, por tanto, la producción de espermatozoides. Actualmente, existen medios para que los pacientes con cáncer puedan congelar sus espermatozoides antes de la quimioterapia para que no se vean afectados.

 

3. La abstinencia sexual mejora la fertilidad. CIERTO

 

Es verdad que la abstinencia sexual, en función de su duración, influye en la cantidad y calidad de los espermatozoides presentes en el eyaculado. Cuando la abstinencia es de menos de un día, se pueden generar eyaculados con un menor número de espermatozoides, mientras que abstinencias prolongadas (aquellas de más de una semana) pueden provocar una disminución en la movilidad de los mismos. Por eso, para analizar la calidad espermática de un varón mediante un análisis de semen, la Organización Mundial de la Salud recomienda hacerlo tras un periodo de abstinencia de entre dos y siete días.

 

4. El aumento de la temperatura de los testículos afecta a la fertilidad. CIERTO

 

Los testículos están separados del resto del cuerpo, unidos únicamente por la bolsa escrotal, precisamente para mantener una temperatura dos grados menor que la del resto. Por ello, el aumento de temperatura en los testículos de manera prolongada y constante, como por el uso habitual de ropa interior ajustada o por la exposición constante al calor por motivos laborales o profesionales, afecta a la producción de espermatozoides.

 

5. La alimentación o los hábitos de vida influyen en la fertilidad. CIERTO

 

El consumo elevado de alcohol, tabaco y drogas, así como los malos hábitos alimentarios, afectan de manera significativa a la fertilidad, reduciendo no solo la cantidad de espermatozoides sino también su calidad. De igual forma, existen determinados alimentos o nutrientes con alta actividad antioxidante (como los frutos rojos y las vitaminas C y E, entre otros) que pueden contribuir en cierta medida a mejorar la calidad espermática.

 

6. El estrés influye en la producción de espermatozoides. CIERTO

 

En cierta medida sí que puede influir. Las situaciones de estrés tienen repercusión en la actividad hormonal, y ésta a su vez regula la función testicular, con lo cual sí que puede disminuir la producción de espermatozoides.

 

8. La edad es un factor determinante en la fertilidad. CIERTO

La edad en el hombre no es tan determinante como en el caso de la mujer, ya que la producción de espermatozoides se mantiene hasta edades bastante avanzadas. Aún así, sí está descrito que, con el aumento de la edad, en los varones va disminuyendo la producción de espermatozoides. Además, existen determinados parámetros funcionales o genéticos que pueden verse también afectados con la edad.

 

9. La infertilidad se hereda. CIERTO

 

Cuando la infertilidad es de origen genético, como en las mutaciones o las microdelecciones que afectan a genes relacionados con la producción de espermatozoides, sí se pueden heredar los problemas de fertilidad, y a su vez, transmitir a los hijos.

.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Aprende a identificar tus días fértiles.

July 19, 2017

1/9
Please reload

Entradas recientes